jueves, 11 de junio de 2009

Sentencia de los Padres

  • El abad Pambo preguntó al abad Antonio: ¿Qué debo hacer?. El anciano contestó: No confíes en tu justicia; no te lamentes del pasado y domina tu lengua y tu gula.
  • Dijo San Gregorio: De todo bautizado Dios exige tres cosas: una fe recta para el alma, dominio de la lengua; castidad para el cuerpo.
  • Dijo también: Anunciaron a un monje la muerte de su padre, y el monje dijo al mensajero: "Deja de blasfemar; mi padre es inmortal".
  • Decían del abad Teodoro de Fermo que aventajaba a todos en estos tres principios: no poseer nada, la abstinencia y el huir de los hombres.
  • En Scitia, un hermano vino al encuentro del abad Moisés, para pedirle una palabra. Y el anciano le dijo:Vete y siéntate en tu celda; y tu celda te lo enseñará todo.
  • El abad Moisés dijo: El hombre que huye del hombre es semejante a la uva madura; el que convive con los hombres, a la uva amarga.
  • Un hermano rogó al abad Amonio: Dime una palabra. El anciano le dijo: «Adopta la mentalidad de los malhechores que están en prisión"¡Ay de mí! ¿Cómo podré estar en pie ante el tribunal de Cristo? ¿Cómo podré darle cuenta de mis actos?". Si meditas así continuamente, podrás salvarte.