lunes, 4 de mayo de 2009

To be saint II

Tu vida puede ser la única Biblia que muchos lean.

Perdonar no es olvidar, es recordar sin dolor, sin amargura, sin la herida abierta; perdonar es recordar sin andar cargando eso, sin respirar por la herida, entonces te darás cuenta que has perdonado.

La falta de voluntad ha causado más fracasos que la falta de inteligencia o habilidad.

La felicidad es el fruto sobrenatural de la presencia de Dios en el alma. Es la felicidad de los santos. Ellos la viven en las mas adversas circunstancias y nada ni nadie se las puede quitar.

Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace.

Como es posible que alguien que cree en Dios pueda amar algo fuera de Él.

Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo.

Cuanto más tentado te veas, sábete que eres más amado. Nadie debe reputarse siervo de Dios hasta tanto que pase por las tentaciones y arideces.

El amor es la perfección del espíritu y la caridad es la perfección del amor.

Una prueba de que amamos a Dios verdaderamente es que lo amamos de igual forma en todas las ocasiones.

Muere o conquista... No puede haber ninguna reserva en el amor.

Amad y haced lo que queréis, porque quien posee el amor todo lo posee.